lunes, 15 de junio de 2009

Gaia

...los tiempos eran delgados y colgaban vacíos de un remanente, precisamente fue ahí, donde calculando la ironía, ahogó en un grito las manos que la detenían como quien desnuda al viento, como quien teje hilos de sol aprisionando los ecos del mar...el alma de mujer de oro azul...

4 comentarios:

Incabus dijo...

uhmm a donde quieres llegar..?

Marco dijo...

hola! en realidad unos dias antes reciví una charla sobre organos fluorados y otros contaminantes, simplemente quise reflejar como sufre este mundo en que vivimos y mientras mas exigimos de ella, mas la perjudicamos, y es que cuando la gente desarrolle la consiencia necesaria ya será demasiado tarde. saludos!

Anónimo dijo...

oh!!! ahora te comprendo ... gracias

Maziel dijo...

wow! (Mi aporte jaja)

Genial, me gusta lo que escribes, ademas se nota que te gustan los animales, es verdad eso? Yo estudio Medicina Veterinaria, amo los animales, saludoos